Consejos para evitar el flato durante tus sesiones de running

¿Cómo evitar el flato?

Todos hemos tenido alguna vez flato durante una sesión de running. ¿Cómo podemos librarnos de él? ¿Qué podemos hacer para evitarlo? Aquí te damos algunos consejos para aliviar el flato durante una carrera. 

Este afecta a menudo a personas que no son deportistas o que retoman una actividad deportiva. Sin embargo, también es común entre runners experimentados. Este dolor punzante en el abdomen corresponde a una rampa en el diafragma, que es el principal músculo de la respiración. 

El flato aparece en general durante el esfuerzo físico. Si se presenta durante el reposo o si viene acompañado de otros síntomas (vértigos, náuseas, problemas digestivos...), se aconseja consultar rápidamente a un médico. 

El diafagrama tiene forma de cúpula y separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal. La parte periférica del abdomen es un músculo ancho, la parte central es tendinosa. La rampa se da pues en la zona periférica, a la derecha o a la izquierda, en las fibras musculares. El flato se localiza en diferentes partes del tórax y del abdomen y tiene distintas causas:

  • a nivel de las clavículas, debido a una hipervascularización del bazo o del hígado 
  • en la parte inferior de los arcos costales, debido también a una hipervascularización
  • a nivel del estómago, en la parte inferior del esternón, por una hipovascularización de los músculos diafragmáticos ya que la sangre se dirige con prioridad hacia el aparato digestivo, cuando la digestión no ha terminado
  • en la zona periumbilical de los intestinos, cuando se produce un fallo del aparato digestivo 
  • a nivel de la pleura pulmonar, por una irritación 
  • a nivel del peritoneo (doble membrana del aparato digestivo), de aquí la importancia de nuestra alimentación 

 ¿Qué podemos hacer para librarnos del flato? 

Existen varios trucos para hacer desaparecer esta molestia. El flato tiene como causa principal un fallo en la vascularización del tejido diafragmático, por lo que vamos a ver cómo podemos restablecerla: 

  • Para empezar, vamos a "aplastar" el órgano que está causando la molestia. Para el hígado, tienes que inclinarte hacia delante y a la derecha mientras ejerces presión con la mano en la zona y aumentas tu ritmo respiratorio. Para el bazo, tienes que hacer lo mismo pero del lado izquierdo. 
  • También puedes reducir tu ritmo o incluso detenerte si el dolor es demasiado intenso. Respira profundamente mientras realizas ejercicios de flexibilidad y relajación. 
  • Cuando el dolor aparece, detente y adopta una respiración abdominal para liberar las tensiones diafragmáticas. Saca la barriga al inspirar y entra la barriga al expirar. De esta manera, favoreces la relajación de las fibras musculares que han causado el flato. 

¿Cómo prevenir la aparición del flato?

Después de comer, deja pasar 3 horas antes de ponerte a correr para que la digestión haya terminado. Antes y durante la carrera bebe en pequeñas cantidades. 

No empieces a correr demasiado rápido. Tómate el tiempo necesario para estirar y que el sistema cardiovascular se adapte progresivamente al esfuerzo que le vas a pedir. Al contrario de lo que se se solía admitir en el mundo científico, estudios recientes demuestran que no existe relación directa entre los espasmos del diafragma y el flato, sino que la causa es más bien vascular. 

I-RUN Running Trail Fitness