Empezar a correr con sobrepeso

Iniciarse en el running con sobrepeso

Tomando algunas precauciones, tú también podrás practicar este deporte de forma segura ¡Empezar a correr teniendo sobrepeso puede resultar complicado pero no imposible!

El sobrepeso no es un obstáculo para comenzar a correr siempre y cuando se haga de forma progresiva y se tomen las precauciones necesarias. En este caso, la preparación física y la prevención son los principales factores a tener en cuenta para poder alcanzar los objetivos que te has propuesto.

Principales dificultades de correr con sobrepeso

  •  Una resistencia limitada porque la proporción entre el peso y la fuerza de las piernas es desfavorable en la carrera.
  • Dolores articulares. Los impactos en las articulaciones durante y tras el esfuerzo crean inflamaciones que los músculos posturales no consiguen amortiguar.
  • Dolores lumbares igualmente provocados por los impactos.

Potenciales riesgos

  • Riesgos de lesiones ligamentosas (rodilla y tobillos). En caso de sobrecarga ponderal los riesgos esguinces aumentan porque los músculos posturales no consiguen soportar el impacto de la pisada durante la carrera y por ende la condición de desequilibrio (inestabilidad del terreno, huecos...)
  • Lumbalgia. Los discos intervertebrales sufren debido a las ondas de choque producidas por los impactos.

¿Cómo correr de forma segura si tengo sobrepeso?

  • Aumenta de forma progresiva la distancia y la intensidad para que tus músculos y ligamentos puedan habituarse al esfuerzo. Por ejemplo, puedes hacer 30 segundos caminando y 30 corriendo y luego aumentar a 45 segundos caminando y 45 segundos corriendo.
  • Fortalece los músculos del Core y practica la natación para proteger tus vértebras.
  • Refuerza igualmente los músculos inferiores para que las piernas puedan soportar el impacto durante la carrera (1,5 el peso del cuerpo)
  • Trabaja la propiocepción para fortalecer los músculos estabilizadores de los tobillos y las rodillas.
  • Privilegia los terrenos más blandos y elige un par de zapatillas de running con una amortiguación adecuada a tu morfología.
  • Puedes asociar tu entrenamiento de running al ciclismo para variar los estilos, solicitar otros grupos musculares y trabajar la resistencia sin tener que soportar el peso del cuerpo.
  • No olvides consultar a tu médico antes de comenzar cualquier actividad física.

 

 

Artículos que también podrían interesarte

I-RUN Running Trail Fitness