Correr en ayunas

¿Correr en ayunas, qué efecto tiene para el organismo?

10 o 12 horas de ayuno son suficientes para que el organismo disminuya considerablemente sus reservas de glucógeno muscular y hepático, del cual depende algunos órganos como el cerebro. Es por ello que la práctica de una actividad deportiva antes del desayuno estimula a nuestro organismo a buscar la energía que necesita en la reserva de grasas. 

Algunos estudios científicos han mostrado que para un esfuerzo de igual intensidad, la utilización de grasas en ayunas puede alcanzar hasta un 67% y hasta el 50% tras haber desayunado.  

Recomendaciones para correr en ayunas

Tras una noche de sueño reparador, tómate tu tiempo para despertarte. Hidrátate bien, bebe un gran vaso de agua, e incluso un café o un té sin azúcar. ¡20 o 30 minutos más tarde estarás listo para salir a correr!

Las carreras en ayunas deben ser realizadas a una intensidad baja y la duración, inicialmente, no debe exceder los 40-45 minutos. Una vez que ya te hayas familiarizado con este tipo de entrenamientos, puedes aumentar su duración, de forma paulatina, hasta una hora e integrar algunas variaciones de ritmo al final de la sesión, sin excederte. 

Ejemplo de sesión

20 o 30 minutos después de haberte despertado correr entre 40 minutos y 1 hora al 60-65% de tu VAM.

Otras recomendaciones 

  • La cena del día anterior debe ser equilibrada y no demasiado ligera. Asegúrate que contenga alimentos ricos en glúcidos lentos.
  • Espera entre 20 o 30 minutos tras despertarte para salir a correr
  • Lleva contigo un gel, bebida o barrita energética para hacer frente a una eventual hipoglucemia
  • Una vez el entrenamiento terminado, toma un desayuno equilibrado y rico en glúcidos y proteínas
  • No entrenes en ayunas más de dos veces por semana

No olvides que aunque entrenarse en ayunas permite de quemar más grasas durante el esfuerzo, no debes esperar milagros. Solo una alimentación equilibrada combinada con un entrenamiento frecuente deportivo puede ayudarte a alcanzar tus objetivos.

Los riesgos de correr en ayunas para el organismo

Correr en ayunas tiene varias ventajas para la pérdida de peso, no obstante mal ejecutada puede tener un impacto negativo para la salud.

Fatiga y vértigos

El organismo necesita un mínimo de reservas de glúcidos para asegurar el correcto funcionamiento de numerosos órganos, particularmente el cerebro. Si las reservas del cerebro se agotan en su totalidad, un estado de fatiga avanzado, dolor de cabeza y vértigos son algunos de los síntomas que podrían aparecer. 

Riesgos de diabetes y problemas renales

Si el esfuerzo físico realizado en ayunas es demasiado importante, puede multiplicar los riesgos de diabetes y de problemas hepáticos. 

En la ausencia de glucosa, el organismo se ve obligado a producir cuerpos cetónicos, los cuales son productos de desechos de grasas. Estas sustancias una vez que son eliminadas por los riñones pueden ser tóxicas si son producidas de manera excesiva.

Artículos que también podrían interesarte

I-RUN Running Trail Fitness