¿Cómo bajar de peso corriendo?

No es un secreto que la gran mayoría de personas cuando comienzan a correr tienen como principal objetivo perder peso.

El running permite perder peso porque solicita una gran cantidad de grupos musculares. Aunque los músculos de los miembros inferiores son los más solicitados, la carrera moviliza igualmente los brazos y los músculos posturales como los abdominales y paravertebrales.

Mientras más grupos musculares sean solicitados, mayor será el gasto energético. En el running, más que en otras disciplinas deportivas, se quema una gran cantidad de grasas y calorías.

¿De dónde proviene nuestra energía para correr?

Para simplificar, nuestro cuerpo obtiene la energía a partir de las proteínas, glúcidos y lípidos comúnmente llamados grasas. Si bien es cierto que nuestro organismo cuenta con una importante reserva de proteínas y de grasas (varios kilogramos) la reserva de glúcidos es de tan solo algunos gramos.

Los glúcidos son la primera fuente de energía a la cual recurre nuestro cuerpo durante el esfuerzo. Una vez sus reservas agotadas, el organismo busca otras fuentes de energía como la grasa para poder seguir corriendo.

Esta es la razón por la que escuchamos con bastante frecuencia que debemos correr al menos 40 minutos para quemar grasa. Afortunadamente, solo se trata de una creencia popular porque nuestro cuerpo solicita todas las fuentes de energía desde el primer minuto. En cambio, mientras más dura el esfuerzo más grasas quemamos. Pero no se trata solo de una cuestión de duración sino de intensidad. Un esfuerzo de menor intensidad permite quemar más grasas.

Lipomax es el nombre con el cual se ha definido la intensidad del esfuerzo a la cual se quema más grasa. Dicha intensidad se situaría entre el 50% y el 60% de la VAM. Si buscas perder grasa la respuesta puede ser correr más tiempo a una baja intensidad (carrera lenta).

Pero este no es el único método que permite adelgazar. De hecho el esfuerzo a alta intensidad, incluso si hace que quemes menos grasa durante el entrenamiento, permite quemar aún más durante la fase de recuperación. Es por ello que las sesiones de sprint o de HIIT (High Intensity Interval Training) son perfectas para lograr este objetivo.

¿Qué tipo de carrera debo hacer si quiero perder peso?

El entrenamiento Lipomax es ideal para los principiantes y personas con sobrepeso o que padecen de patologías como la diabetes.

Si tu nivel de entrenamiento lo permite, las sesiones a una intensidad más elevada como ejercicios por intervalos para aumentar tu gasto energético y el consumo de grasas durante la fase de recuperación (reposo).

Presta atención a la alimentación

No olvides que la alimentación también juega un papel esencial. Come todos los días frutas y verduras, productos lácteos, proteínas (carne, pescado o huevos), carbohidratos y poca grasa y limita al máximo el consumo de azúcar, sal y alcohol. No es necesario ser demasiado riguroso solo se trata de encontrar el buen equilibrio.

I-RUN Running Trail Fitness