¿Es necesario correr durante más tiempo para quemar grasa?

Las proteínas, los glúcidos (hidratos de carbono) y los lípidos comúnmente conocidos como grasas son las fuentes de energía del cuerpo humano. Nuestro cuerpo contiene algunos kilogramos de de reserva de proteína y grasas, mientras que de glúcidos solo cuenta con algunas centenas de gramos.

Los glúcidos son el combustible por excelencia del organismo puesto que constituyen una fuente de energía inmediata. Una vez agotados el cuerpo recurre a otras fuentes de energía, por ejemplo las grasas. Es por ello que en más de una ocasión habrás escuchado que hay que correr más de 40 minutos para comenzar a quemar la grasa. Pero  en realidad nuestro cuerpo utiliza las 3 fuentes de energía desde el primer minuto.

Incluso si durante un esfuerzo prolongado se puede quemar más grasa, no es una solo una cuestión de duración sino también de intensidad.

Si una baja intensidad durante los entrenamientos, entre el 50 y el 60% de la VMA o de la FCM, favorece la oxidación de la grasa, una mayor intensidad permite quemar un máximo de grasa y perder peso.

Cuanto mayor es el esfuerzo realizado durante la carrera más grasa quemaremos tras este puesto que el cuerpo necesita más energía para la recuperación.

¿Cómo entrenar si deseas quemar grasa?

  • Si eres un corrredor principiante o padeces alguna patología como la la diabetes lo mejor es correr lentamente y menos tiempo.
  • Si tu nivel de entrenamiento te lo permite puedes optar por salidas largas o sesiones de entrenamiento de mayor intensidad como las carreras por intervalos o HITT.
  • Otra regla consiste en dejar transcurrir más tiempo entre la carrera y la última comida.
  • Presta particular atención a tu alimentación e intenta que el gasto enegético sea superior a la ingesta. 

 

I-RUN Running Trail Fitness