¿Cuántas veces a la semana correr?

¿Con qué frecuencia debo correr?

Cuántas veces a la semana debo correr es una pregunta que seguramente ya te habrás hecho alguna vez y que no es tan simple de responder como parece. Todo depende de tus antecedentes, tu nivel inicial, tu capacidad de recuperación y tus objetivos.

Si acabas de comenzar y que tu objetivo es correr 30 minutos de manera ininterrumpida, la cantidad de salidas semanales no será la misma que si eres un corredor confirmado que se prepara para hacer un maratón en menos de 3 horas. Por ello es importante tener en cuenta el nivel general y el objetivo que se desea alcanzar.

¿Cuántas veces correr si soy debutante?

Para empezar a correr y mejorar tu condición física debes hacerlo 2 o 3 veces por semana, dejando un día de reposo entre dos sesiones para que tus músculos, tendones y articulaciones puedan adaptarse a esta actividad deportiva.

Utiliza el método de entrenamiento CaCo, que combina caminar y correr, para progresar de forma segura. Recuerda que los días de reposo son tan importantes como los de entrenamiento.

Con el transcurso del tiempo podrás aumentar de forma progresiva la duración de tus carreras hasta llegar a 1 hora, es decir, 3 entrenamientos semanales de 1 hora cada uno al 65-70% de tu velocidad aeróbica máxima (VAM).

Nuestros consejos

  • Descansa 1 o 2 días entre dos sesiones de entrenamiento
  • Si estás muy cansado, no dudes en aplazar tu carrera para el día siguiente
  • Espera 1 año antes de agregar otro día de entrenamiento a tu planing 
  • Aumenta el tiempo de carrera de 5 minutos cada semana

¿Cuántos días a la semana correr si mi objetivo es mejorar?

Si 3 entrenamientos a la semana pueden ser suficientes para mantenerte en forma, si deseas progresar y obtener resultados significativos debes estructurar las sesiones.

Variar el esfuerzo durante tus entrenamientos hebdomadarios ayuda no solo a mejorar, sino que evita caer en la rutina y la desmotivación. Juega con la variación de ritmo y la velocidad y si tienes un reloj con pulsómetro intenta trabajar con diferentes zonas de frecuencia cardíaca durante una misma sesión.

Los secretos para progresar en running no existen. Hay que entrenarse de forma consciente y regular, pero si hay 3 sesiones que no deben faltar en tu plan de entrenamiento semanal son: 

  • Entrenamientos por intervalos para trabajar la velocidad y la técnica de carrera. Ellos pueden llevarse a cabo en una pista, una porción de carretera e incluso en la naturaleza.
  • Entrenamientos con cambios de ritmo: las sesiones son más lúdica que en un footing clásico a un ritmo constante y te permite trabajar todas las intensidades de resistencia en una misma carrera.
  • Tiradas largas: la distancia dependerá del objetivo que deseas alcanzar. Si esta se efectúa principalmente para desarrollar nuestra resistencia al esfuerzo, puedes combinarla con un trabajo de ritmo: 10 km/h si preparas un medio o un maratón.

¿Se puede correr todos los días?

La respuesta es no. Tanto si eres un corredor experimentado como principiante, aún más en este último caso, debes permitir que tu cuerpo se recupere. Recuerda que el running es un deporte de alto impacto y lo ideal sería descansar 24 o 48 horas entre cada entrenamiento. 

Otros artículos que también podrían interesarte

I-RUN Running Trail Fitness